jueves, 1 de junio de 2017

15 plantas medicinales que puedes plantar tú mismo en casa

 


Como ya sabéis, en La Voz del Muro nos encantan todos los temas que tengan que ver con el cultivo, remedios caseros, huertos ecológicos y plantas aromáticas. Por eso, hoy hemos querido fusionar todos estos elementos en este artículo, por el que no solo aprenderéis a cultivar una amplia variedad de plantas aromáticas y medicinales, sino que descubriréis cuáles son sus propiedades curativas.
Ya sea en infusiones, ungüentos y pomadas o machacando directamente sus flores secas, cada planta posee unas propiedades únicas capaces de aliviar ciertas afecciones que van desde el colesterol o problemas digestivos, hasta infecciones y problemas musculares. También hay que vigilar especialmente el consumo continuado de algunas plantas y consultar siempre con un especialista en la materia.
En la mayor parte de los casos, las plantas no necesitan excesivos cuidados y podrás tenerlas en casa para usarlas siempre que la ocasión lo requiera:

1. Albahaca

plantas_medicinales_2
Cómo se planta: Se trata de una de las hierbas medicinales más sencillas de plantar. No coloques más de dos esquejes en la misma maceta, ya que es bastante productiva. Es muy importante que no reciba el sol directo y que la riegues con bastante asiduidad. También es muy sensible al frío, por lo que es ideal para interiores.
Propiedades: Además de su olor y suave sabor aromático, muy usado como condimento habitual en la cocina, el zumo de las hojas alivia considerablemente la bronquitis, catarros y problemas digestivos. Si añadimos al zumo un poco de miel de abejas, también tendremos un remedio para aliviar la fiebre.
La infusión de sus hojas es diurética, estimulante, digestiva y relajante, ya que la albahaca es un regulador natural del sistema nervioso. Una cucharadita de hojas secas tomadas en infusión combaten el vómito y el vértigo. Una infusión de hojas frescas y gotas de limón calman los dolores de estómago y espasmos intestinales.

2. Ajenjo

plantas_medicinales_23
Cómo se planta: Se adapta prácticamente a todos los tipos de suelos, aunque prefiere terrenos bien drenados, medios y con abundante materia orgánica. Es una planta que prefiere ser expuesta al sol, aunque también tolera la semisombra. Resistente a las heladas y sequías y ambientes secos, aunque es conveniente que posea un buen drenaje para aumentar la producción de flores.
Propiedades: El ajenjo ayuda a combatir los problemas digestivos como la flatulencia, malas digestiones, falta de apetito, parásitos intestinales y la halitosis. Además es un remedio increíble para los dolores menstruales, mal funcionamiento del hígado y problemas de reumatismo.
Como veis, el ajenjo tiene muchísimas propiedades beneficiosas, pero no está libre de toxicidad y contraindicaciones. De hecho, las mujeres lactantes y embarazadas no pueden tomarlo, ya que posee propiedades abortivas. Por ello, lo más recomendable es que se consuma bajo supervisión médica.

3. Aloe Vera

plantas_medicinales_3
Cómo se planta: No necesita muchos cuidados, ya que no requiere ser regada mucho, además de aguantar perfectamente la exposición al sol.
Propiedades: El Aloe Vera es increíblemente útil para combatir cortes, heridas, picaduras de insectos, quemaduras y cicatrices, al igual que para tonificar la piel reseca. Mejora la apariencia de una piel propensa al acné. Además, es un purificador natural del aire, por lo que es ideal para tenerlas en casa.
Además de usar su gelatina interna de sus hojas carnosas para uso externo, podréis fabricar vuestro propio jabón casero de Aloe Vera, y beneficiaros de todas sus propiedades mientras os laváis la cara o el cuerpo.

4. Bardana

Integrar imagen

Cómo se planta: Es una planta que necesita tierra profunda, debido a que sus raíces crecen bastante. No suele soportar bien el transplante y prefiere la tierra abonada. Además es preferible que la pongas en una zona de semi-sombra para un crecimiento óptimo y que mantengas la tierra húmeda.
Propiedades:La bardana se suele utilizar para combatir problemas dermatológicos, artritis e infecciones. En Europa se han utilizado tradicionalmente la raíz y las hojas, mientras que la medicina china prefiere las semillas. De hecho, suele incluirlas en tratamientos contra el resfriado.

5. Diente de León

plantas_medicinales_8
Esta planta crece de forma natural en muchos jardines. Lo que posiblemente no sabías es que esta planta es completamente comestible, de raíz a flor, y que posee un montón de vitaminas. Para conseguirla podemos usar las semillas quitándolas de los pompones y se puede sembrar en cualquier suelo y condición, es un planta muy resistente.
Propiedades: su infusión tiene función hepática, eliminando las toxinas más fácilmente y aumentando el flujo de bilis. Diurético y regulador del colesterol, además de ayudar a erradicar la falta de apetito, la anemia y el estreñimiento. Puede ser ingerido mediante tisanas y en ensaladas, donde conservará todas sus vitaminas.

6. Hierba buena

plantas_medicinales_22
Cómo se planta: Es una planta aromática muy similar a la menta, que es es muy usada en infusiones. Plantar hierbabuena es muy sencillo, puesto que se adapta tremendamente bien a la mayor parte de los climas. Solo necesita luz y mucha humedad.
Integrar imagen
Propiedades: Es un remedio casero muy eficaz para tratar síntomas de diarrea, los cólicos estomacales, las flatulencias, dolores menstruales, nerviosismo, ansiedad y trastornos del sueño.

7. Jazmín

plantas_medicinales_10
Además de caracterizarse por su extraordinario aroma, el cual es muy usado en la elaboración perfumes, posee un montón de aspectos beneficiosos para la salud física y psíquica.
Cómo se planta: Una planta que requiere un clima cálido, con sol pleno o sombra parcial. Procura mantener siempre el ambiente cercano a la planta húmedo, pero no empapado. La planta crecerá mucho mejor si posee una tierra rica en nutrientes y que drene bien. Durante la época de floración, échale fertilizante para las flores no dejen de salir hasta bien entrado el otoño, y si las condiciones climatológicas lo permiten.
Propiedades: Dentro del mundo de la medicina natural, se utiliza para eliminar el estrés y la depresión. Las flores frescas contienen sustancias con propiedades afrodisíacas y, en tisana -muy popular en China-, acelera considerablemente el metabolismo, lo que puede ayudar a bajar de peso, depurar las toxinas y una buena digestión.

8. Lavanda

plantas_medicinales_11
Cómo se planta: La lavanda es una planta aromática fundamental. Se adapta muy bien a todos los tipos de suelos y climas, aunque prefiere los suelos ligeros. La planta tiene que tener un buen drenaje, al menos una vez por semana, aunque es verdad que también aguanta bastante bien la sequía.
Integrar imagen
Propiedades: Es necesario destacar sus efectos calmantes y relajantes, los cuales se utilizan para tratar la ansiedad, el insomnio, la depresión y los problemas asociados con los cambios de humor. También es antiséptica y antiinflamatoria.
El té de lavanda ayuda a mejorar la inflamación de vejiga y los problemas urinarios. Los paños de agua de flores de lavanda ayudan a calmar los dolores de cabeza y, en aceite, posee propiedades muy beneficiosas para tratar el reuma.

9. Manzanilla

Integrar imagen

Cómo se planta: Realmente es muy fácil de cultivar, puesto que crece bastante bien en cualquier tipo de suelo y a pleno sol.
Propiedades: Se utiliza como remedio natural para tratar dolores de cabeza, dolor muscular y de estómago, aunque es muy recomendable para cualquier afección en alguno de los órganos del aparato digestivo, debido a su condición de protectora y reparadora de la membrana gástrica. También ayuda a combatir los niveles altos de colesterol y las infusiones de sus flores secas ayudan a controlar estados de nerviosismo e insomnio.
Las infusiones de manzanilla son increíblemente efectivas contra la retención de líquidos y la obesidad, pues es un diurético bastante suave. Además, los baños de manzanilla actúan como un colirio natural, ayudando a contrarrestar los síntomas de la conjuntivitis, orzuelos o vista cansada.

10. Orégano

Integrar imagen

Cómo se planta: el orégano crece prácticamente en todo tipo de climas. Solo necesita un suelo húmedo y fértil. Crece muy bien en macetas y tolera muy bien la sombra parcial. Es conveniente que no la planta no esté totalmente expuesta a grandes cantidades de luz.
Integrar imagen
Propiedades: Se utiliza sobre todo para perder peso, ayudando al tránsito digestivo y aliviando los síntomas de indigestión. Es antibacteriana, antioxidante, antihongos, antiinflamatoria y antihistamínica. Además alivia enfermedades de la piel y respiratorias, por lo que se usa para tratar la congestión nasal y pulmonar. Del mismo modo, disminuye los dolores musculares y los cólicos menstruales y es un fuerte estimulante inmunológico.

11. Perejil

Integrar imagen

Cómo se planta: Una fuente de vitamina C en estado puro a la que le gusta el sol, el agua y un buen abono.
Propiedades: Es un excelente remedio para tratar la caspa, al igual que para reducir la oleosidad en la piel -se prepara un tónico junto a lavanda y leche de menta-. También sirve para eliminar el acné y las arrugas, tratar el mal aliento y lavar los ojos enfermos. Y, por si fuera poco, es un ingrediente perfecto en la cocina.

12. Ajo

Integrar imagen

Cómo se planta: Hace tiempo te contábamos todo lo que tenías que saber para la siembra el el cultivo del ajo. Descúbrelo pinchando aquí.
Propiedades: posee innumerables virtudes demostradas científicamente tales como incrementar las defensas, es antiinflamatorio, anticoagulante y ayuda a incrementar los niveles de insulina.

13. Apio

plantas_medicinales_4
Cómo se planta: Fácil, a la par que económico. De hecho, solo tendrás que comprarlo una vez en cualquier supermercado, pues aquí aprenderás a rebrotar la planta sin semilla.
Propiedades: el apio es una verdura que ayuda a reducir el colesterol, es anticancerígeno, reduce el estreñimiento, es diurético, antiinflamatorio, disminuye la presión sanguínea y, curiosamente, parece ser que cura el insomnio. Un alimento tan sumamente completo, que no puede faltar en toda dieta equilibrada.

14. Árnica

plantas_medicinales_6
Cómo se planta: una planta muy usada en los remedios medicinales de hoy en día a la que requiere un clima templado y húmedo en sombra parcial. Además, para un mejor desarrollo son mejores los suelos ácidos o silíceos, con buen drenaje, fértiles y ricos en materia orgánica.
Es muy importante tenerlos en zonas alejadas del alcance de los niños y animales, puesto que es tóxica si se ingiere.
Propiedades: Ideal para hacer ungüentos, cremas o pomadas para combatir las ampollas no abiertas, desgarros o distensiones musculares, dolor muscular, esguinces y luxaciones, artritis reumatoide, síndrome túnel carpiano y moretones en los ojos con friegas de infusión de sus flores.

15. Hinojo

plantas_medicinales_9
Cómo se planta: el cultivo del hinojo es muy sencillo a partir de la misma semilla, pudiendo llegar a medir hasta 2 metros de altura. Es una planta a la que le encanta el sol, que vive cómodamente en climas cálidos, aunque un exceso de calor produce una floración excesiva, reduciendo la cantidad y calidad aromática de las hojas. Esta planta requiere una cantidad abundante y uniforme de agua durante todo el cultivo, especialmente después de cada cosecha, para estimular el crecimiento de los tallos y hojas.
Propiedades: una hierba aromática increíblemente digestiva, ya que ayuda a disminuir el dolor de estómago y a expulsar los gases y abre el apetito. Además es bastante diurético, regula los niveles de colesterol y ayuda a eliminar los dolores menstruales.