viernes, 31 de mayo de 2013

10 REMEDIOS NATURALES PARA LA CONCENTRACIÓN


10 REMEDIOS NATURALES PARA LA CONCENTRACIÓN INFANTIL
1. Pan y galletas de grano entero
Al igual que otros carbohidratos, liberan un aminoácido, denominado L- Triptófano, que es absorbido por el cerebro para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve la relajación y ayuda a inducir el sueño.

2. Pastas
Otra propiedad de los carbohidratos complejos es que proveen al cerebro de glucosa, una fuente de energía fundamental, explican los expertos de la Universidad de Emory. Y el cerebro necesita de energía para funcionar correctamente y permitir el funcionamiento cognitivo.

3. Leche vegetal
Las proteínas son digeridas más lentamente que los carbohidratos. Como consecuencia, proveen al cuerpo y al cerebro de energía durante más tiempo, incluso cuando la energía de los carbohidratos se ha agotado.

4. Nueces
Tienen las propiedades de las proteínas y también las virtudes de las grasas. Por lo que además de ayudarte a concentrar y a responder rápido en tu trabajo y estudio, ayudan a que el cerebro funcione correctamente.

5. Aceite de oliva
Además de los carbohidratos y las proteínas, el tercer grupo alimenticio que favorece las funciones del cerebro son, ¡las grasas! Pero claro, para beneficiarse, es importante que elijas “grasas saludables”. Un buen ejemplo es el aceite de oliva.

6. Aguacate
¿Quién se puede negar a este alimento tan sabroso? ¡Más si sabemos de antemano que nos hará más inteligentes o por lo menos que nos ayudará a que nuestro tiempo de trabajo o estudio sea más rendidor! Las grasas son elementales en la dieta. Ayudan a absorber las grasas de las vitaminas solubles y ayudan a construir las celdas de las células nerviosas.

7. Tomillo (Thymus vulgaris)
Al igual que las dos plantas anteriores contiene bastante naringenina. Además el tomillo es rico en niacina (vitamina B3 ) , un compuesto muy importante para el suministro de glucosa al cerebro así como en la conservación de los vasos sanguíneos. ( Infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua. Beber un par de tazas al día)

8. Milenrama ( Achillea millefolium)
Esta planta es rica en colina, que, entre otras mucha funciones, resulta muy importante para la transmisión de los impulsos nerviosos y ayuda a mantener la memoria en buen estado. ( Macerar unas tres cucharadas de sumidades florales en un litro de vino blanco durante 7 días. Tomar 3 copitas al día, una después de cada comida principal)

9. Malvavisco: (Althaea officinalis)
Es otra de las plantas más ricas en colina. Su uso ayuda a potenciar la memoria. (Infusión de una cucharada pequeña de flores y hojas secas por taza de agua durante 10 minutos. Dos tazas al día)

10. Soja (Glycine max):
La lecitina de soja, por su contenido en fosfolípidos, se recomienda para ayudar a mejorar la memoria. Los fosfolípidos o lecitinas, son componentes de los transmisores cerebrales. Su aporte como suplemento mejora las capacidades cognitivas (1 cucharadita después de las comidas)

11. Guarana: (Paullinia cupana)
Mejora las capacitades cognitivas. (Tomar un suplemento de guaraná)

Recomendaciones adicionales:
Alimenta tu cerebro y focaliza
Cada vez tenemos más distracciones a mano que atentan con nuestro trabajo y el aprendizaje de nuestros niños. Hay ciertos alimentos que pueden mejorar la concentración, la memoria, la coordinación y los niveles cognitivos, y mantenerse en estado de alerta. ¡Aprende cuáles son y prepara la dieta ideal para tu cerebro y el de tu familia!
¡No te excedas con los granos!
A pesar de sus beneficios, el exceso de consumo de carbohidratos puede afectar el desempeño de los estudiantes en un examen o de un trabajador en su empleo al sentirse demasiado cansado. En cambio, si el consumo es balanceado, te sentirás con energía para enfrentar cualquier desafío.

Prepárate para concentrarte

La Universidad de Iowa recomienda seis estrategias para mejorar la concentración: 1) elimina las distracciones
2) ajusta tus hábitos de trabajo
3) mantente enfocado
4) considera la dificultad de tus tareas
5) disminuye los ruidos
6) toma el control de tu atención

¡No me puedo concentrar!
En su trabajo “Concéntrate mientras estudias y lees”, la autora Jane L. McGrath explica que el estudio es un proceso en el que se decide qué se va a aprender y qué se va a memorizar. Para optimizar la concentración la experta recomienda detenerse y hacerse preguntas.

Los factores anti-concentración
Así como hay alimentos que pueden ayudar a que nos concentremos mejor, hay situaciones que pueden lograr el efecto contrario: los ruidos, las distracciones, demasiada o muy poca luz y la temperatura contribuyen a que podamos focalizar nuestra atención en aquello que queremos, explica la Universidad de Iowa.

Ni muy alegre ni muy triste
Otro factor que ayuda a que pongamos todos nuestros sentidos al servicio de eso que queremos leer, ver o escuchar es nuestro estado físico y emocional. Si nos sentimos mal o estamos enfermos, nos resultará imposible concentrarnos. Lo mismo con nuestro estado emocional.